Sopa de miso con noddles

El miso es una pasta fermentada derivado de la soja que nos aportan enzimas digestivas, tiene un alto contenido en isoflavonas, proteínas… Hay que consumirlo sin pasteurizar para que tenga sus bacterias vivas. No se debe hervir porque destruiriamos sus propiedades medicinales.
En la cultura oriental es muy utilizado por todas sus propiedades medicinales.

La sopa de miso puede tomarse a cualquier hora, para desayunar, media mañana, comida… A mí para desayunar me encanta.

En una olla sofrio cebolla, puerro, zanahoria, alga wakame, nabo daikon y media col en tiras.

Suelo hacerlo en aceite de sésamo para que le dé más sabor pero con AOVE ppf podría hacerse perfectamente.

Luego cubro de agua y dejo hacerse unos 40 minutos.

Cuando está le echo un chorro de salsa de soja.

La parte que vaya a consumir es a la que le echo el miso, cada vez que tomo una ración le echo el miso.

Se diluye en caldo a parte, luego lo echo al caldo hirviendo y aparo del fuego.

En esta ocasión, que eran para comer, le añadí unos fideos.

Se puede completar con proteína y hacer una comida completa, echarle pescado, tofu.

También me gusta rallar jengibre y echarle un chorrito por encima.

El nabo daikon se podrían no echar, pero el alga wakame es muy importante por su poder depurativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *