Batido verde

 

Me encantan los batidos verdes, son de mis alimentos preferidos cómo desayuno y cómo merienda.

Son fáciles de hacer y muy socorridos. Esos plátanos y un mango que se ponen pochos en el frutero, un para de dátiles para endulzar, las hojas verdes que haya en la nevera, agua, unas semillas de lino, triturar y listo. En 5 minutos tenemos el desayuno hecho.

La verdad es que admiten todo tipo de combinaciones, el secreto es mezclar bien las frutas para que no nos resulte indigesto. Ya os pondré una dibujo con las posibles combinaciones y vamos preparándolos para que escojáis el que más os guste.

Los batidos son muy buenos para tomar porque conservamos la fibra de los alimentos, el zumo es más directo al torrente sanguíneo, en cambio el batido hace funcionar nuestros intestinos, nos dan sensación de saciedad. Perfectamente pueden sustituir una comida, si sabes cómo tomarlos.

Piensa en verde, te sorprenderá el sabor, sinceramente nada tiene que ver con su apariencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *