Pizza con base de coliflor

Una forma ligera y saludable de cenar pizza es haciendo la base con vegetales. Se puede hacer de zanahoria, de coliflor, de brócoli… hay varias recetas y todas están buenísimas.

Nosotros hoy la hicimos de coliflor. La coliflor cocina al vapor no da olor y tampoco da mucho sabor, es neutra y muy rica, así que se camufla perfectamente con los demás ingredientes.

Mi pizza es vegetariana, lleva queso y todo lo demás son ingredientes vegetales, restos que tenía por la nevera ( alcachofas, Escalivada, espárragos verdes, champiñones al ajillo, salsa de tomate…) pero podéis hacerla con vuestros ingredientes favoritos.

Ingredientes para la base:

  • 450g de coliflor (era media coliflor en mi caso)
  • 1 cucharada de semillas de chía y lino molidas ó 1 huevo
  • 1/2 vaso de agua
  • Sal
  • Ajo en polvo
  • Orégano

Preparación:

La preparación de esta pizza con base de coliflor es un poco más laboriosa. Primero trituramos la coliflor hasta que quede una textura como de cuscús. ( en esta receta os explicaba como hacía yo la Coliflor Yo lo hago en la thermomix, 5 segundos a velocidad 5, quién no la tenga puede picarla finito.)

Ponemos en una sartén con 1 vaso de agua y un poco de sal y dejamos que se haga a fuego lento durante unos 15 minutos. Dejamos que se enfríe. Quién tenga thermomix puede hacerlo en el varoma. La coliflor cocina al vapor no da olor en casa.

 

Echamos la coliflor picada en el centro de un paño limpio, juntamos las esquinas de paño y comenzamos a presionar para escurrir la mayor cantidad de agua posible. Hay que tener paciencia en este paso y apretar hasta quitar toda el agua.

Después volvamos la masa resultante en un bol y mezclamos con las semillas de lino y chía trituradas, que habremos dejado previamente a remojo en medio vaso de agua. Veréis que cogen una textura densa y gelatinosa. Quién quiera echarle un huevo también puede, las semillas serían la versión vegana. Yo en esta pizza le eche el huevo.

Añadimos una pizca de sal, 1/2 cucharadita de ajo en polvo y un poco de orégano. Mezclamos bien.

Colocamos un papel de hornear sobre la bandeja del horno y colocamos nuestra masa. Aplastamos con los dedos la masa y vamos dando la forma redondeada. No dejéis la masa muy fina porque si no, podría romperse. Fijaos también que no queden grietas y si veis que aún queda algo de agua podéis poner un papel absorbente encima y quitar los restos.

Metemos al horno precalentado a 200ª y dejamos que se haga durante unos 30 minutos en la parte media. Sacamos, ponemos otro trozo de papel de hornear por encima y volteamos para hornear por la otra cara. Despegamos el papel de hornear con cuidado y metemos de nuevo al horno durante 10 minutos en parte de abajo del horno.

Sacamos y colocamos ahora los ingredientes deseados.

Horneamos hasta que el queso esté derretido y el resto de los ingredientes cocinados (unos 15 minutos) y sacamos del horno.

Puede parecer laborioso, pero si piensas en hacer masa de pizza, esperar a que leve, hornear,… al final tardas lo mismo.

Todos los ingredientes que yo utilice estaban hechos previamente, hasta la coliflor la tenia rallada y cocinada de otra receta, así que no me llevo mucho tiempo, ya veréis que versión más rica y saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *