TORTITAS VERDES

Sigo experimentando con el salvado de avena, un gran descubrimiento para ir dejando las harinas y tener un sustituto del pan.

El salvado es la parte externa del cereal, y nuestro organismo no lo absorve porque están llenos de altísimas cantidades de celulosa , es decir, no lo podemos digerir, por eso podemos comer lo que queramos porque igual que entra va a salir, pero nos va a dar sensación de saciedad.

Usarlo de avena es porque la pequeña parte que queda adherido debajo del salvado de cereal es muy suave y poco irritante para nuestro intestino porque aunque la parte sea mínima algo queda, y el salvado de avena es más laxantes que otros salvados y su aporte en gluten es mínimo, casi imperceptible. El salvado de trigo sería más agresivo y más inflamable para nuestro cuerpo.

Creo que van a ser varias las recetas que voy a poner con el salvado porque estoy haciendo varias pruebas, tipo pan, tipo tortita….

La masa de hoy es semilíquida para hacer unos creps en la sartén, los hice para acompañar con una lechuga y fresas en ensalada. La verdad es que me sorprendió lo buenísimos que estaban.

En la thermomix (o vaso de la batidora) eché:

  • 1 aguacate
  • 2 huevos
  • 6 cucharadas de salvado de avena
  • 2 cucharadas de proteína de guisante
  • ajo en polvo
  • sal
  • cúrcuma
  • pimienta
  • 1 taza de leche de avena

Trituré y fui pasándolas por la sartén, vuelta y vuelta, no lo hagas muy gordas porque se hacen por fuera y por dentro no.

En un bol echamos una 3 cucharadas de aceite y una de vinagre y con el tenedor batimos a modo de batir los huevos para la tortilla (así emulsionamos la vinagreta) y añadimos unas hojas de lechuga, unos arbolitos de brócoli cocidos al vapor, unas fresas, ajo negro y chucrut y mezclamos bien.

Acompañamos a las tortitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *