Salsa de queso vegana

Hablamos sobre…..EL ANACARDO

Comer ensaladas puede resultar un poco aburrido, pero si cada día las vamos aliñando con salsas diferentes pues la cosa cambia.

Los aliños se pueden hacer y tenerlos guardados en la nevera, hay algunos que nos duran meses. Suelo tener 3 ó 4 diferentes y así cada día voy renovando.

Los anacardos son un alimento muy nutritivo, muy ricos en grasas saludables, proteínas vegetales, potasio, magnesio, ácido fólico, selenio, vitamina E, fitosteroles, fósforo.

Las grasas de los anacardos son de buena calidad y saludables, necesarias para el funcionamiento del sistema nervioso. Principalmente contienen ácidos grasos esenciales omega 6,  con propiedades antiinflamatorias, vasodilatadoras y antitrombóticas. muy recomendables si hay enfermedades del corazón, mala circulación, colesterol, artritis y mejora el rendimiento intelectual.

Tenemos la creencia de que los frutos secos engordan mucho y los desterramos de nuestra dieta. Si observamos nuestras defecaciones cuando comemos frutos secos (siempre sin tostar ni salar) veremos restos de ellos, eso quiere decir que no los digerimos, que igual que entran salen, así que nos sacian, nos aportan grasas buenas y proteínas de calidad que nos ayudan a regenerar nuestros tejidos. Si queremos que sea una proteína completa debemos combinarlo con cereales o legumbres porque es deficitario en lisina y metionina, sólo si no se consume proteína animal.

Las personas veganas o vegetarianas utilizan mucho los anacardos por su textura y sabor que recuerda al queso. La forma más saludable de comerlos son crudos y sin salar.

Cocinar con ellos es muy sencillo, yo los utilizo de base para helados, salsas, quesos, añadir a ensaladas, cremas…. son un ingrediente muy versátil.

Para nuestras salsas de hoy remojaremos los anacardos previamente, yo suelo dejarlos a remojo la noche antes y por la mañana los aclaro y los trituro.

La base de la salsa es ANACARDO+AGUA+LEVADURA NUTRICIONAL. 

También lleva unos gotas de limón y un poco de sal. El agua se va echando hasta conseguir la textura deseada, más o menos espesa.

Batimos todo junto en la batidora, yo puse 400 gramos de anacardos porque voy a hacer queso, helado y salsa, pero con 100 gr para empezar tenéis suficiente.

Una salsa está hecha sólo con la salsa base, otra lleva especias (albahaca, eneldo, orégano, tomillo) y por último la otra lleva aceite de albahaca.

Las especias frescas, si usáis hoja verde fresca, no conviene picarlo en la batidora con la crema de anacardos porque se quedaría negra, es mejor picarlas con el cuchillo y añadirlas manualmente, con movimientos envolventes para que se mezclen bien.

Puedes guardarlo en «biberones» y tenerlos listos para aliñar las ensaladas. Puedes guardarlo en botes y dejar la textura densa y así tienes un queso untable riquísimo.

Con el paso de los días su sabor se va potenciando, y cada vez están más buenas, ya me contareis.

Recuerda que es una salsa y que su consumo debe de ser moderado, no para comer a cucharadas (si puedes resistirte

Dale sabor a la vida

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *