Mejillones

En casa nos gustan mucho los mejillones, en casi todas sus variantes, al vapor es de la forma más rápida y socorrida que los solemos cocinar.

Hay mucho mito sobre el marisco, que si el colesterol, que si el mercurio, que si…. el único riesgo que podemos tener con el marisco es que esté en mal estado o le tengamos alergia, de otra manera podemos disfrutar tranquilamente de ellos ocasionalmente.

Cuando pienso en hacer algún plato principal con mejillones siempre compro el doble de lo que vaya a necesitar porque mientras los estoy cociendo siempre se van comiendo alguno y al final cuando quiero llegar a elaborar el plato no me quedan mejillones, así que ahora compro siempre más.

Simplemente les quito la barba que sobresale por el lado del mejillon, los echo a la olla con un chorro de vino blanco y los dejo a fuego medio hasta que todos esten abiertos. Luego cuelo el caldo para eliminar los pequeños restos y listo.

Hoy nos los comemos así al natural y con los que sobraron vamos a hacer una rica Fideuá con mejillones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *