Bizcocho de cacao y plátanos

Hay tardes lluviosas que el mejor plan que tenemos en casa es liarnos en la cocina. Cuando tienes niños y no quieres que se pasen la tarde en el sofá enganchados a la «maquinita» pues hay que entretenerles.

No siempre podemos ponernos a jugar con ellos porque tenemos cosas que hacer, y a mí me da mucha ansiedad que se pase el tiempo mientras yo hago lo de casa, tirado en el sofá. Claro que puede jugar sólo, pero está un rato y luego cansa, así que le pongo su delantal de cocinero, busco una receta fácil y que luego le pueda gustar y, así, mientras estoy haciendo la cena y la comida para el día siguiente también podemos hacer un rico bizcocho para desayunar, unas galletas, unos gofres, unas tortitas…. todo muy rico y saludable.

 

Este bizcocho lleva unos plátanos que había muy maduros por el frutero, le iba a añadir unas perlitas de cacao pero no tenía, así que le puse el cacao puro en polvo.

  • 4-5 plátanos maduros ( muy maduros)
  • 150 gr azúcar ( yo usé Eritritol, que es un sustituto sin índice glucémico)
  • 150 gr leche avena
  • 400 gr harina ecológica de fuerza
  • 50 gr AOVE PPF
  • 2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo
  • levadura en polvo
  • una pizca de bicarbonato
  • una pizca de sal

 

Mientras tenía al peque machacando el plátano con el  Eritritol puse el horno a precalentar. Cuando lo tiene chafado añadí los huevos y la leche, todo a temperatura ambiente, para que se mezclara con la parte húmeda de la receta.

Cuando el plátano está bien chafado, en otro bol mezclamos los ingredientes secos, la harina, el bicarbonato, la sal, la levadura y el cacao. A mí me gusta tamizar la harina para que coja un poco de aire y el bizcocho esté más jugoso.

Solamente nos queda mezclar los 2 bols y engrasar un molde para meterlo al horno. Nosotros hicimos más de la cuenta y tuvimos que usar 2 porque mi molde de plumcake era demasiado pequeño, pero no hubo ningún problema.

Al horno a 180º unos 50 minutos, luego dejamos enfriar dentro del molde fuera del horno, encima de una rejilla preferiblemente para que el aire circule y enfríe bien.

 

 

Es un bizcocho húmedo, pero muy sabroso.

Se puede hacer en la thermomix, mezclando primero los ingredientes secos y apartar. Los ingredientes húmedos y al final ir echando los secos a las húmedos a velocidad de 3 y medio para que se vayan mezclando.

Pero como mi idea era tener al peque entretenido fuimos por la vía más lenta y divertida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *